UA-73873103-1

El MUDRA de Emocional es uno de los mas interesantes de esta terapia. Cuando nos corrige el AR ya sabéis que el cuerpo nos esta diciendo que hay un componente emocional asociado a la dolencia que estamos tratando…

Pongamos un ejemplo: imagínate que has discutido con tu pareja durante la cena y la mañana siguiente te despiertas con una cervicalgia aguda. Lo mas habitual es que la gente piense que “ha dormido en mala postura” o que “ha cogido frío” durante la noche…

Pero cuando llegan a la consulta al testar su cervicalgia, es posible que sea este mudra el que nos corrige el AR y que este componente emocional tenga que ver con la discusión que tuvo con su pareja la noche anterior y la tensión consecuente que esto le produjo en su zona cervical.

Una vez que entramos en el campo de la emoción, es muy sencillo saber de que estamos hablando, a través de una serie de preguntas que el cuerpo responderá a través de los cambios en el AR.

Mediante intervenciones sutiles con terapias sencillas, pero altamente eficaces, podemos ayudar al paciente a liberar la tensión y el bloqueo generados en los tejidos de su cuello por la vivencia emocional. Esto no significa que no tengamos que hacer otras intervenciones en otras esferas, tal vez la estructural y/o la bioquímica.  El cuerpo funciona de forma armónica, manteniendo un equilibrio dinámico constante que puede verse alterado también por una mera discusión o un evento emocional y generar una cadena de alteraciones a otros niveles.

¿Quieres aprender cómo ayudar a tus pacientes de una forma más integral, incluyendo en tu terapia el abordaje de la parte emocional de forma sencilla y efectiva?

No hay que tener miedo al mundo emocional de los pacientes, a veces es solo a través de la intervención sutil en esta área cuando de verdad ocurren los cambios que de otra manera parecían no producirse nunca…

A través de este MUDRA entramos en el mundo de las emociones, una energía sutil pero poderosa, que nos saca de nuestro estado habitual pero que siempre tiene un mensaje tras de si, como mínimo, ayudar al paciente a comprender que detrás de su dolor no solo hay estructuras físicas densas sino también sutiles, las emociones.

“Descubre nuevos caminos como terapeuta. crea tus PROPIOS LOGROS”.

Share This