UA-73873103-1
En nuestra Escuela, la formación es en Kinesiología Holística, también denominada Physioenergética, no en kinesiología Aplicada y desde 2005 ofrecemos la Programación Oficial de esta disciplina en España.

La Kinesiología Holística procede de Europa, su padre es el Fisioterapeuta y Osteópata belga Raphael Van Assche, profesor de la Escuela y data de los años 80.

El test diagnóstico que utilizamos es el llamado ARM REFLEX (reflejo de los brazos), más conocido por sus siglas AR. Se manifiesta a través de una pérdida del equilibrio en las cadenas miofasciales y está relacionado con el mecanismo de respuesta frente al estrés de “lucha o huida” (fight or flight), descrito en los años 20 por el fisiólogo Estadounidense Walter Cannon, generando un “cambio aparente” en la longitud de los brazos. El AR, se muestra ante cualquier tipo de estrés que el organismo no puede adaptar y sólo durante unos segundos, para después, como cualquier reflejo, desaparecer.

Es un test de una gran sencillez y sutileza. El esfuerzo por parte del paciente y del terapeuta al utilizar el AR como método diagnóstico, es mínimo.

La Kinesiología Aplicada procede de EE. UU. y su padre es el Quiropráctico americano Dr. George Goodheart. Data de los años 60.

El test diagnóstico que utiliza es el TEST MUSCULAR, buscando el llamado “musculo fuerte indicador” (MFI) y basado en los test musculares descritos por los hermanos Kendall´s. Para valorar el estado general del organismo, realizan la llamada RUEDA MUSCULAR, que consiste en la realización de 14 test musculares de los principales músculos del cuerpo, cada uno de ellos, relacionado con un órgano y un meridiano de acupuntura.

La Rueda Muscular implica un esfuerzo importante por parte del paciente y del terapeuta.

Otra gran diferencia es que la Kinesiología Holística no tiene ningún tipo de guión terapéutico y permite a cada terapeuta, en base a sus conocimientos, encontrar un camino de ayuda individual y único para cada paciente. Podría considerarse una evolución de la Kinesiología Aplicada.

Ambas técnicas, contemplan al ser humano como un entramado de tejidos, de estructuras físicas, de bioquímica, de emociones y de energía totalmente interconectados, donde todo influye en todo, para bien y para mal. Las dos buscan recuperar la capacidad del organismo de autosanarse. Es cierto que la Kinesiología Holística, más joven que la Aplicada, toma conceptos y conocimientos de ésta, como los 4 mudras principales (estructura, bioquímico, emocional y energético) y puntualmente, también utiliza los test musculares junto con la respuesta del AR, para buscar información.

Las dos metodologías acuñan el mismo nombre de pila, pero su apellido y su manera de abordar al paciente, son muy diferentes, por tanto, a nivel docente, no deberían ser confundidas ni equiparadas. Por eso, desde la Escuela Oficial de Kinesiología Holística, acuñamos el nombre de Physioenergética, utilizado en Austria y Alemania, con la intención de marcar la diferencia entre ambas disciplinas, para que dejen de mezclarse confundiendo a las personas que deseen formarse de forma rigurosa.

Share This